• Banner_35
  • Banner_36
  • Banner_37

TGD, TEA y Autismo

Por lo general, el autismo puede diagnosticarse con certeza ya a los 3 años, aunque los primeros diagnósticos de espectro generalmente se realizan entre los 18 y los 24 meses. Los padres son los primeros en notar que su hijo muestra conductas inusuales o que no alcanza los hitos del desarrollo normales; algunos dicen que su hijo parece distinto de cuando nació, mientras que otros describen a un niño que se desarrollaba normalmente y que luego perdió algunas capacidades. A veces, al comienzo, los pediatras no prestan atención a los signos de autismo, pensando que el desarrollo del niño se normalizará “con el tiempo” y recomiendan a los padres “esperar y ver qué pasa”. Sin embargo, nuevas investigaciones muestran que, cuando los padres sospechan que su hijo tiene algún problema, suelen tener razón. 
Si usted está preocupado por el desarrollo de su hijo, no espere: hable con su pediatra para que se le practiquen al niño estudios de detección de autismo. 
Aunque los padres puedan sentir cierta inquietud ante el hecho de denominar “autista” a un niño pequeño, cuanto antes se lo diagnostique, más pronto podrán comenzar las intervenciones.

Trastornos del Espectro Autista y Calidad de Vida

¡Consultar Precio!

Autor: José Luis Cuesta Gómez

Las personas con trastornos del espectro autista manifiestan graves dificultades para expresar necesidades, deseos, nivel de satisfacción, estados físicos o emocionales…, en definitiva, para hablar y compartir información sobre sí mismas, cuestiones básicas si pretendemos evaluar su nivel de calidad de vida. A partir de esta evidencia, el autor plantea la creación de un instrumento que ayude a valorar el nivel de calidad de vida en este colectivo. Este libro presenta una investigación que abarca el proceso de desarrollo y validación de una Guía de Indicadores de Calidad de Vida de personas con TEA, una herramienta que ayuda a valorar y hacer objetivas y medibles aquellas condiciones que desde las organizaciones y los programas pueden favorecerla. 

La Guía de Indicadores que se incluye en la obra se configura como un instrumento de referencia para la planificación y la evaluación de los programas y servicios para personas con TEA. Consta de 68 indicadores agrupados en seis ámbitos. Cada indicador engloba cuatro evidencias, es decir, cuatro pruebas que nos van a ayudar a observar y hacer cuantificable el indicador, y así poder asegurar si se cumple o no con un mismo criterio de valoración objetivo para todos los evaluadores. 

El instrumento se acompaña de una guía de aplicación, donde además se detalla la composición del equipo evaluador, y un programa informático, OTEA, que facilita la recogida, tratamiento e interpretación de los datos, y la información referida al servicio o la organización donde se aplica.

Contenido
I. Trastornos del espectro autista y calidad de vida. Revisión y análisis de la situación. 
1. Los trastornos del espectro autista. 
2. Conceptualización y medida de la calidad de vida. 
3. Trastornos del espectro autista y calidad de vida. 
4. Referentes para la definición de indicadores relacionados con la calidad de vida de las personas con TEA. 
II. Proceso de diseño y validación de una guía de indicadores de calidad de vida. 
5. Diseño de la investigación. 
6. Desarrollo de la investigación. 
7. Conclusiones y propuesta de futuras líneas de investigación.

Editorial: La Muralla

Su pedido está vacío